La cooperación interempresarial, fundamental para el crecimiento y el éxito de las empresas eléctricas

La cooperación interempresarial, fundamental para el crecimiento y el éxito de las empresas eléctricas

En la colaboración entre empresas reside el secreto del éxito de una economía. Es evidente que en este contexto debe existir una competencia entre empresas del mismo sector para evitar monopolios y demás problemas de mercado, pero lo que está claro es que con una cooperación entre empresas es mucho más fácil conseguir objetivos que si entre todas andamos a la gresca y echándonos las culpas unas a otras. La Historia se ha encargado de demostrarlo en repetidas ocasiones y, la verdad, va siendo hora de tomar notas sobre esto.

Una de las claves para la recuperación económica que está convirtiéndose en habitual en nuestro país es precisamente esa colaboración entre entidades. Son muchos los ejemplos que ponen de manifiesto lo que venimos hablando y, en los párrafos que siguen, os vamos a comentar alguno. En concreto, vamos a centrarnos en un negocio como el de las eléctricas, que no cabe la menor duda de que es uno de los que más beneficios obtienen en los tiempos en los que nos encontramos. Y es que el secreto de las empresas de este sector ha estado precisamente en la colaboración estrecha y sincera con los que son sus proveedores, que en muchos casos son comunes.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario 20 Minutos en noviembre de 2015 informaba de que las tres grandes empresas eléctricas de este país habían facturado, durante lo que se llevaba de ese año, un 18% más que en el mismo periodo del año anterior. Era el primer síntoma de la recuperación del sector, el que ponía de manifiesto que las cosas de estaban haciendo bien dentro del mismo y que la colaboración con otras entidades es la mejor manera para seguir creciendo. Era el punto de partida para que esos negocios salieran de la crisis.

Fijaos lo que habrán cambiado las cosas. Una noticia publicada en el diario La Marea aseguraba que las grandes eléctricas españolas se habían convertido en multimillonarias, algo que desde luego se han ganado a base de trabajo y de haber mantenido, en buena medida, una relación perfecta con sus proveedores y también entre sí mismas. El volumen de beneficios que existía durante la crisis no era el de ahora ni por asomo y está claro que esta evolución responde a un cambio de actitud que ha encontrado en la cooperación y la colaboración a su mínimo común múltiplo.

Pero, ¿con quién mantienen acuerdos y colaboraciones las grandes empresas eléctricas en este país? Es evidente que existen acuerdos entre ellas mismas, pero no cabe la menor duda de que también los tienen con otras empresas. Los acuerdos más habituales se desarrollan con entidades que, por ejemplo, les puedan suministrar servicios como la construcción de sus estaciones eléctricas y de todos los elementos necesarios para abastecer de energía eléctrica a las personas que forman parte de nuestra sociedad. Y es que está claro que, gracias a esto, el trabajo de las grandes empresas del sector eléctrico es más eficaz y más eficiente.

La cooperación y la colaboración entre las empresas eléctricas y las empresas que se encargan del desarrollo de sus infraestructuras es elemental para que los objetivos de las primeras lleguen a buen puerto. Un ejemplo de lo que estamos comentando nos lo ha proporcionado uno de los empleados de Pasero, una entidad responsable de los herrajes y las estructuras metálicas que adquieren las compañías eléctricas para garantizar la distribución de la electricidad hasta todas las casas. Este trabajador nos ha comentado que, cuando las eléctricas ponen de su parte, el trabajo es mucho más eficaz y se completa con mucha más antelación.

La confianza, elemento clave en una relación comercial

Es evidente que, para que sea posible todo aquello de lo que venimos hablando en este artículo, es necesario que exista un elemento sin el cual la relación comercial entre dos empresas no puede existir: hablamos de la confianza. Desde luego, no cabe la menor duda de que, cuando una entidad confía en otra, los procesos se agilizan y eso, al final, termina por ser una de las maneras más potentes para competir en el mercado con otras entidades de nuestra competencia.

La cooperación y la colaboración entre empresas es algo de lo que podemos presumir cada día un poco más en un país como el nuestro. Y es una de las claves en las que muchas empresas se han centrado para tener la posibilidad de crecer y salir de una crisis que ha amenazado los modelos de producción y comerciales que existían en un país como el nuestro. La verdad es que, en el caso de las eléctricas, estamos bastante seguros de que no se arrepentirán en absoluto y de que han encontrado en la cooperación la mejor manera de convertirse en una referencia total y absoluta dentro de su sector.

 

Deja una respuesta