La limpieza de los coches, fundamental para el cuidado de la salud y el funcionamiento del vehículo.

La limpieza de los coches, fundamental para el cuidado de la salud y el funcionamiento del vehículo.

Cuando hablamos de la limpieza de los coches, no solamente se trata de mantener el exterior en buen estado, sino que la totalidad del coche debe mantenerse limpios a nivel general para que el funcionamiento sea el mejor.

La limpieza es una pieza fundamental del mantenimiento del vehículo, y no nos referimos únicamente al lavado constantes de la carrocería, sino también a los cambios de aceite, lavados profundos, mantenimiento mecánico y reemplazo de piezas.

Es evidente que el mantenimiento de cualquier vehículo es un garante de la seguridad, porque mientras mejor cuidado en el sentido mecánico, menos probabilidades de accidentes. Pero esa no es la única forma de estar seguro, mantener el auto limpio, ayuda a mantener la salud integral.

Uno de los grandes errores a de los propietarios de autos, es hacer limpiezas profundas con mucho tiempo de diferencia entre una y otra, pero en este momento, en que la limpieza es fundamental para prevenir el Covid-19, los autos si no son bien cuidados, pueden ser un lugar donde el contagio pueda ocurrir, por ello, hemos conversado con Núñez de Balboa, un parking ubicado en Madrid Centro con un nuevo concepto de atención al vehículo, quienes nos explicarán cuales son los aspectos a tomar en cuenta la hora de hacer una limpieza profunda y cómo beneficia eso a la vida útil del auto y a la salud integral de sus usuarios.

Limpieza profunda y sus diferentes elementos a considerar

Todos los vehículos constan de diferentes partes que requieren de mantenimiento, algunas de esas partes son sencillas de limpiar por el propietario, el riesgo es que sin querer pueda ocasionar algún daño por desconocimiento a la hora de aplicar productos, por lo que se recomienda no solamente investigar cuáles productos son ideales para el coche y cómo deben ser aplicados.

Sin embargo, de ser posible, lo ideal es que se lleven a un lugar que pueda realizar el servicio completo de limpieza, con los materiales indicados y que no sólo se encarguen del exterior o del espacio interno, sino que también hagan limpieza de la carrocería inferior.

  • Limpieza exterior

Como mencionamos anteriormente, los coches necesitan de un producto especial, es decir un jabón que no dañe la pintura. Cada producto es diferente, por lo que lo mejor es leer las indicaciones del fabricante en el envase antes de empezar. Para alcanzar una buena limpieza exterior, estos son unos buenos consejos:

  1. Retira el polvo antes: Utiliza agua, de preferencia a presión –considera que no se trata de que cometas ecocidio-, para retirar en medida de lo posible las partículas de polvo que podría rayar la pintura.
  2. Utiliza una esponja: Este tipo de material suave ayudará a evitar rayones en la pintura de tu auto. Un material suave te ayudará a prevenir que en lugar de retirar las grasas y polvos, se maltrate la pintura de tu coche.
  3. El jabón adecuado: El jabón ideal para los autos es uno con abundante lubricación, que además sea neutro. Esto debido a que el movimiento con el que lo limpies debe ser suave y literalmente se parezca más a un masaje que a tallar sobre algún objeto por más sucio que se encuentre.
  4. Secar con cuidado: Finalmente, para secar utiliza un paño de algodón seco. Retira con movimientos lineales el exceso de agua. Para proteger con mayor esmero la superficie metálica, es recomendable que enceres de forma constante. Este servicio asegura la protección del coche ante los daños provocados por grasas y polvos que se pueden adherir con el tiempo.

Cuando la limpieza se hace en un servicio de mantenimiento, se puede llegar a los pequeños lugares donde se concentra la suciedad, ya que cuentan con las herramientas necesarias para eliminarlas cómo son las mangueras de agua o aire a presión, evitando así que se maltrate la carrocería.

  • Llantas

El polvo acumulado y la suciedad afectan el rendimiento de las llantas y reducen su vida útil. Por lo que lo ideal es hacer una limpieza frecuentemente, la recomendación sería hacerlo cada 3 meses, pues es esas limpiezas se puede observar si hay algún daño que requiera de la atención del usuario, ya sea para solicitar su reparación o para cambiarla definitivamente.

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de limpiadores de llantas, que funcionan bastante bien cuando se trata de limpiezas no profesionales y que son ideales para los trabajos de limpieza frecuentes desde casa, sin embargo, insistimos en que el auto se lleve de forma constante a un especialista en servicios de mantenimiento, para asegurar los mejores materiales y la mejor limpieza.

  • Ventanillas y parabrisas

Para limpiar las ventanillas y el parabrisas, sin maltratar los vidrios lo ideal es seguir los siguientes consejos:

  1. Eliminar la suciedad con un paño seco, preferiblemente de microfibra para evitar ralladuras en el vidrio. Para el limpiaparabrisas el procedimiento es eliminar la suciedad con un paño seco. 
  2. En el mercado existen múltiples marcas de limpiador para cristales de auto. Este producto se aplica luego de haber eliminado toda la suciedad, y se retira con movimientos de líneas rectas y paralelas al piso, desde el centro del parabrisas hacia los costados externos.

La importancia de hacer la limpieza de las ventanillas y parabrisas de la forma correcta, es que se pueden producir rayones o maltrato al vidrio que pueden alterar la visibilidad, lo que indiscutiblemente podría ocasionar un accidente.

  • Asientos y tablero

La limpieza del interior del vehículo es fundamental para la salud, pues según diversos estudios se ha determinado que dentro de los coches puede llegar a haber 700 tipos diferentes de cepas de bacterias, sin contar al Covid-19.

Para que pueda existir una verdadera limpieza interior, se debe:

  1. Sacar todas las alfombras y remover la basura y/o las cosas que estén en el suelo y los asientos. Lavar las alfombras y los accesorios de tela que se tengan dentro del coche, como los cobertores de asientos.
  2. Utilizar la aspiradora por todos los rincones del suelo y de las uniones entre asientos.
  3. Limpiar el tablero y los asientos con un paño húmedo, agua tibia y un producto desinfectante para limpiar el tablero, el volante, palancas de cambio y los marcos de las ventanillas. Luego se debe utilizar un producto para el cuidado del interior.

Si bien es cierto que en circunstancias normales, una limpieza de este tipo la pudiera realizar cualquier propietario sin problema, en la actualidad y motivado a la pandemia, lo ideal es realizar una limpieza que implique la sanitización del vehículo.

Sanitización del coche en tiempos de Covid-19 a manos de profesionales

La sanitización puede ser el mejor complemento y remate perfecto de desinfección para el auto ya que elimina el 99% de gérmenes mediante procesos de pulverización nebulizada. Gracias a su estado gaseoso, la sanitización puede llegar a todos los espacios del interior de un auto, en especial a las superficies más pequeñas como las rejillas del aire acondicionado.

Los productos para la sanitización son microbicida, viricida, bactericida, fungicida, germicida y desodorante que no daña los materiales del interior del vehículo, con la certeza de eliminar todo aquello que pudiera hacer daño, incluyendo los microorganismos que producen el Covid-19.

Este tipo de limpieza profunda debe hacerse por profesionales, pues se necesita no solamente de un producto especial, sino de una herramienta especial para poder esparcirlo.

A nivel individual, lo ideal es hacer una limpieza de los espacios que son utilizados constantemente como el volante, las manillas, las palancas de cambio, retrovisores, radio, apoya brazos y pantallas táctiles -en caso de tenerlas- frecuentemente. Esta limpieza se recomienda hacerla de manera semanal, con productos de limpieza que cuenten con más de 70% de alcohol, sprays desinfectantes específicos para ductos de aire acondicionado, toallas desechables.

Evidentemente, a nivel personal se deben seguir los protocolos mínimos de seguridad, como, lavarse constantemente las manos o utilizar gel hidroalcohólico (en relación a esto, lo recomendable es utilizarlo inmediatamente después de abrir la puerta del coche, para evitar contaminar el interior), no tocarse la cara, utilizar lo menos posible el aire acondicionado para mantener las ventanillas abajo y permitir la ventilación constante, a su vez usar la mascarilla dentro y fuera del vehículo, de manera de minimizar los riesgos.

La limpieza del coche y de todos sus componentes no solamente sirven para prevenir accidentes, sino para proteger de diferentes enfermedades que pueden afectar no solamente a miembros de la familia, sino a usuarios externos. En el caso de servicios de transporte en los que los vehículos tienen un gran volumen de usuarios constantemente, la limpieza debe ser más frecuente, por lo que se recomienda utilizar toallas húmedas desechables con desinfectante, de las que se encuentran en el mercado entre cliente y cliente.

Por último y no menos importante, las revisiones mecánicas también deben programarse por lo menos cada 6 meses -de existir las posibilidades- o anualmente, podemos pensar en ellas como medicina preventiva, pues mientras más cuidado esté el coche a nivel mecánico más tranquilidad para los usuarios.

Deja una respuesta