La Tecnología en el hogar

La Tecnología en el hogar

Cada día las tecnologías van avanzando y generando nuevos usos que hacen más fácil nuestra vida cotidiana. En la actualidad, nuestros dispositivos móviles son imprescindibles, no solamente para la comunicación interpersonal, sino para la organización general, el trabajo, etc, precisamente por el avance diario que se genera a nivel tecnológico, los hogares también forman parte de estos nuevos espacios que se pueden optimizar mediante el uso de la tecnología.

El camino para llegar a los avances tecnológicos no ha sido tan largo como pudiéramos pensar si nos basamos en cómo se mide la historia a nivel general, sin embargo, quienes hoy somos adultos entre los 30 y 40 años, hemos visto cómo a medida que crecemos, la tecnología también lo hace con nosotros.

Si hacemos memoria, podemos recordar cómo eran dispositivos electrónicos como los televisores, lavadoras, equipos de sonido, cocinas, entre otros, cuando éramos pequeños y los avances han sido abismales. Con el paso del tiempo y adaptándose a las necesidades propias de la época, los dispositivos del hogar también han ido evolucionando, permitiendo no solamente más y mejor funcionalidad, sino también un aspecto mejor, lo que hace que los hogares se vean mucho más estéticos.

En pleno 2020, la tecnología no solamente se aplica en los electrodomésticos y en cosas puntuales, sino en la totalidad de la propiedad, de forma que sea mucho más funcional, para entender esto, el equipo de InmoDoñana especialistas en gestión inmobiliaria, nos explicó todo lo que tenemos que saber sobre el uso de las tecnologías en el hogar.

Casas inteligentes

Cuando pensamos en esto, podemos pensar en “Los Supersónicos”, esa caricatura que veíamos de niño, tenía todo lo que podíamos desear y que poco a poco se ha ido convirtiendo en una realidad. Cuando hablamos de casas inteligentes, nos referimos a aquellas en las que las instalaciones eléctricas, de gas o de agua están monitorizadas y controladas a distancia desde un dispositivo electrónico. Normalmente suele ser el móvil o el ordenador. Partiendo de allí, podemos clasificarlas en:

  • Casas controlables: En este tipo de casas, cada integrante de la familia puede controlar un dispositivo de manera eficiente. Hay casas con dispositivos interconectados para que la televisión, pantallas, música, bocinas, etc., se conecten unos con otros a través de una red de banda ancha. También hay casas que se controlan por un comando de voz o movimiento, en donde también se reconocen gestos faciales.
  • Casas programables: En este caso, la casa puede ser programada para encender o apagar ciertos aparatos a través de los dispositivos. Dependiendo del caso, pueden ser programadas por temporizadores, fijando la hora en la que se desee que se enciendan o se apaguen y otras en las que la casa reconoce situaciones, identificando distintos sensores, creando distintos ambientes y escenarios para el confort de los habitantes de la casa, quienes serán los responsables de la programación de los mismos y de realizar cambios en caso de ser necesarios.
  • Casas inteligentes: en una casa inteligente no se necesita la programación por parte de los propietarios de las funciones, puesto que la casa las realizará por sí sola. Una casa inteligente deberá adaptarse a las costumbres y estilo de quienes la habitan, identificando las actividades constantes, así, la casa se auto programará para reconocer los escenarios y programar el encendido o apagado de ciertos elementos.

Ahora bien, es importante que para poder convertir nuestro hogar en uno inteligente, contemos con la ayuda de especialistas en el área, no solamente a nivel tecnológico, sino también a nivel arquitectónico, pues hay ciertas necesidades que deben cubrir estos profesionales.

Ventajas de las casas inteligentes

Las casas inteligentes, no solo facilitan la vida en las tareas cotidianas, sino que también tienen unas ventajas a gran escala, de las cuales conversaremos a continuación:

  • Seguridad: Los sistemas de las casas inteligentes, están diseñados para proporcionar seguridad de varios tipos a los propietarios. Y con seguridad no solamente nos referimos a alarmas de prevención de robos, sino también a cerraduras inteligentes y a cosas como avisar si existe una fuga de agua o detectar incendios. De igual forma se puede controlar las cámaras de seguridad de la vivienda en dispositivos móviles u ordenadores.
  • Comodidad: La comodidad no solamente se trata del espacio físico en casa, sino también de facilitar tareas propias del hogar, todo lo que tenga que ver con el encendido y apagado de los aparatos electrónicos e instalaciones de iluminación y climatización, combinado con la incorporación de sensores de presencia, de temperatura o de cualquier otro tipo, hacen de una casa inteligente un espacio mucho más cómodo.
  • Ahorro Energético: La comodidad y la seguridad, son fundamentales en las casas inteligentes, pero el ahorro energético también es un factor muy importante, puesto que precisamente por tratarse de una casa integrada con tecnología de punta, los aparatos que en ella se encuentran, deben ser eficientes, lo que consigue generar ahorros de agua, electricidad y combustible. Para entender este punto más a profundidad, compartiremos algunos ejemplos:
    • La programación del uso de los electrodomésticos en horas de menor demanda eléctrica, cuando la electricidad es más barata.
    • La integración de la iluminación con sensores de presencia en pasillos, de modo que solo se conecte la iluminación cuando sea necesario.
    • El control de la apertura de toldos y persianas utilizando sensores de luz natural, para el máximo aprovechamiento de la luz solar.
    • La regulación de la temperatura del interior de la vivienda para reducir el uso de la climatización al mínimo indispensable, teniendo en cuenta la meteorología del exterior, la hora del día y la presencia de personas.
    • El control inteligente del riego a través de un sensor que detecta la humedad del suelo, y riegue solo cuando sea necesario.

Es importante tener en cuenta que para tener una casa inteligente, hay que hacer una inversión importante, pues como mencionamos anteriormente, necesitamos de especialistas en tecnología para el hogar, así como también de arquitectos en caso de ser necesario, y eso indiscutiblemente es una gran inversión. Sin embargo, existen artefactos inteligentes que pueden facilitarnos la vida en el hogar, sin necesidad de hacer la inversión de forma general.

Este tipo de artefactos son dispositivos que conectados a Internet, nos permiten manejarlos o programarlos de manera remota y que hacen de ciertas tareas del hogar, procesos mucho más simples, algunos de ellos son:

  • Enchufes: Existen distintas opciones inalámbricas que pueden ser controlados a distancia y otros que cuentan con funciones que pueden ser manipuladas a través de un teléfono, tableta u ordenador, según las preferencias del propietario. Su gran ventaja es que pueden interactuar con otros aparatos electrónicos.
  • Termostatos: Los termostatos inteligentes aseguran el clima ideal para la casa en cualquier época del año y se ajustan a las distintas habitaciones del hogar. Este es uno de los aspectos que hacen del hogar, un lugar cómodo, por lo que cuidar este tipo de detalles, sobre todo en las estaciones como el invierno o verano, pueden ser de mucha ayuda.
  • Aspiradores robóticos: A día de hoy, estos son uno de los artefactos más populares, atrás quedaron los grandes aspiradores que ocupaban muchísimo espacio, pues la generación inteligente suelen tener un tamaño similar al de un disco antiguo y pueden ser programados para aspirar el hogar, mediante diferentes dispositivos electrónicos.
  • Luces inteligentes: El uso de luces LED en el hogar es bastante popular, sin embargo, hay formas de convertir el circuito de luz normal, en uno inteligente de forma que pueda ser controlado a través del celular y otros dispositivos, con sólo tocar la pantalla o a través de un comando de voz.
  • Cámaras de vigilancia: Este tipo de sistema de seguridad no es nuevo y se lleva usando muchísimo tiempo, sin embargo, los usos en el hogar y gracias a la tecnología, han ido en aumento, no solamente por el manejo de las mismas, que puede darse a través de dispositivos móviles u ordenadores conectados a la red de wi-fi, sino que su aspecto es mucho más estético y más minimalista, lo que permite su ubicación en diferentes áreas y de forma bastante disimulada.

El valor de la propiedad

Otro aspecto importante a considerar a la hora de implementar tecnología en el hogar, es el incremento inmediato que eso significa en el valor total de la propiedad. Una casa que cuente con este tipo de sistemas, es mucho más llamativa para posibles compradores o inquilinos. Lo que genera mejores ofertas y por ende, mejor ingreso económico a mediano o largo plazo.

En este particular es importante entender que este tipo de hogares no es para todo el mundo, no solamente por la inversión que se necesita, sino también porque existen personas o grupos familiares que prefieren la simplicidad de lo tradicional, por lo que puede que lo que para unos sea el paraíso tecnológico, para otros sea un ambiente demasiado controlado que pudiera incluso parecer hostil.

En definitiva, la tecnología ha llegado a todos los aspectos de nuestra vida y dependerá de los gustos y necesidades de cada persona o núcleo familiar, el uso o la cantidad de tecnología que se utilizará en casa, sin embargo, conocer todas las opciones de las que disponemos en la actualidad, nunca está de más.

Deja una respuesta