Porque la calidad del producto siempre es importante

Porque la calidad del producto siempre es importante

El tomate es una de las hortalizas más consumidas y aunque su origen se remonta a las tierras americanas, actualmente se cosecha y consume en cualquier lugar del mundo. En nuestro país las estadísticas nos señalan que los españoles consumimos como promedio 14,2 kg. per cápita de tomate y es que el gran aporte nutritivo que nos proporciona es cada vez más valorado.

De cara al mercado el tomate debe cumplir una serie de parámetros que determinan su calidad, como pueden ser:

  • Apariencia visual. Es importante que la piel esté tersa, que no presente manchas en la piel o daños producidos por plagas y enfermedades, golpes producidos en su embalaje o transporte, quemaduras del sol, daños por insectos o rajaduras.
  • Nos indica el grado de madurez, pasando del verde a un rojo intenso cuando ya está maduro. El color también puede venir determinado por la variedad del tomate.
  • Está muy relacionado con su contenido en azucares. La genética, el tipo de suelo del cultivo y las condiciones climáticas determinan la cantidad de azucares del tomate.
  • Determina el grado de acidez que posee.

En nuestro país existe una amplia y riquísima variedad de tomates

  • Es el tomate ideal para los que desean iniciarse en el cultivo del huerto por su facilidad de cultivo. Es un tomate pequeño crujiente y dulce, ideal para tomar solo, en ensaladas o incluso para el picoteo.
  • Tomate Pera o Roma. Es un tomate con una gran proporción de carne en su composición y muy consistente, con pocas semillas, de forma alargada y abundante producción. Es muy sabroso y aromático, idóneo para realizar conservas, salsas o purés.
  • Tomate Raf. Sus tomates son dulces, sabrosos y carnosos lo que lo convierte en un tomate muy adecuado para preparar ensaladas. Su forma es algo achatada y de tonalidades verdosas.
  • Tomate Moruno. Es dulce, carnoso y jugoso, con pocas semillas y una piel firme.
  • Tomate corazón de buey. Es muy sabroso, carnoso y jugoso, de piel fina, su tamaño es más bien grande y de un color rojo bastante llamativo, generalmente tiene pocas semillas y sus matas producen en abundancia. Es idóneo para preparar ensaladas.
  • Tomate Marglobe. Muy apreciado en la elaboración del gazpacho, tiene pocas semillas, una piel fina y su pulpa es muy jugosa. Puede sembrarse en invierno en invernadero.
  • Tomate Kumato. Su piel es de un tono oscuro, con un sabor dulce y muy intenso, madura desde el interior hacia el exterior por lo que la piel se mantiene crujiente. Suele comerse crudo con un toque de aceite y sal.
  • En rama. Como su nombre indica forma racimos perfectos. Tienen un tamaño medio, algo aplastados y de un color rojo anaranjado.
  • Tomate andine cornue. Su forma nos recuerda el pimiento por su color rojo intenso y su forma alargada, es pequeño, sabroso y muy digestivo.
  • Tomate esquena verd. Muy indicado para utilizarlo en ensaladas y sobre todo para rellenar.

Se consume fresco, en seco, en salsas, juegos… e industrializado, siendo esta la fórmula más habitual, por lo que si queréis que vuestros tomates sepan como recién salidos de la huerta, nosotros os recomendamos los productos que comercializa Hida, una empresa conservera que ofrece a sus clientes las mejores materias primas de la huerta española como tomate al natural, escalivada, pisto, cebolla frita, cremas caseras, sofritos ecológicos… siempre siguiendo rigurosos controles de calidad que están certificados por la empresa AENOR en todas las fases de elaboración de sus productos.

El componente mayoritario de los tomates es el agua, entre 93-94% seguido de los hidratos de carbono. Su consumo aporta al organismo muchas vitaminas entre las que se encuentran la A, las del grupo B en especial B1 y B3, C y E, minerales como el potasio y el fósforo y un antioxidante denominado licopeno.

¿Qué enfermedades previene el tomate?

Expertos en ingeniería de los alimentos estiman que el tomate posee unas cualidades nutricionales importantes que lo hacen un producto idóneo para la prevención de algunas enfermedades como pueden ser:

  • Infartos, ya que mejora las funciones de coagulación de la sangre evitando que se formen trombos, al mismo tiempo que reduce las posibles inflamaciones.
  • Ayuda a prevenir el Parkinson. Estudios realizados evidencian que tanto el tomate como el pimiento, gracias a la nicotina presente en ellos, ayudan a reducir las posibilidades de padecer esta enfermedad.
  • Reduce los riesgos de padecer cáncer. Estudios científicos indican que el antioxidante licopeno presente en el tomate actúa como protector frente al cáncer.
  • Protege contra los daños en la piel producidos por la luz ultravioleta.

Deja un comentario