Souvenir o merchandising

shutterstock_403484473(FILEminimizer)

Estos dos conceptos podrían ser sinónimos, pero no lo son. Los términos proceden de diferentes ámbitos que no suelen mezclarse entre sí. Aunque ambos pueden ser parte de una estrategia promocional y publicitar algo (suele ser así), cada uno lo hace a su manera.

Nuestros amigos de PhotoOriginalGifts han tratado de explicarnos la diferencia entre ambos términos y lo que abarca cada concepto en particular. Si bien el merchandising es un subconjunto del marketing y forma parte de una estrategia, el souvenir, es más bien un recuerdo adquirido en algún lugar que has visitado. Ambos promocionan algo, sí. Pero tanto su misión como su objetivo son diferentes.

Souvenir

La palabra, de origen francés, forma ya parte del diccionario de la Real Academia de la Lengua. Eso quiere decir que es aceptado como vocablo español y tiene su propia acepción y definición en el diccionario.

Su significado viene a ser recuerdo. Cuando adquieres un souvenir, adquieres un recuerdo relacionado con algún lugar que has visitado. Ese es el objetivo de estos, generalmente, pequeños detalles: asociar una vivencia concreta con un objeto.

En el momento que ese souvenir es entregado a alguien, le estas diciendo que incluso durante tus vacaciones o viajes de trabajo, pensaste en ellos. No son artículos de regalo propiamente dichos pero en numerosas ocasiones, su finalidad es esa.

No se trata de artículos publicitarios, pero hacen publicidad del lugar donde se adquieren. Los souvenirs suelen mostrar la tradición del lugar, ya sea con imágenes, frases o artesanía del lugar. Son una gran fuente de ingresos en todo el mundo debido a su carácter turístico. Podría considerarse para algunos, una especie de trofeo por visitar lugares.

En cada zona existe un souvenir que lo define, así es fácil en cualquier parte de España, encontrar la imagen de un toro o una bota de vino, por ejemplo. En tanto que si vas a Francia, lo más típico será la Torre Eiffel.

Si hay algo que destaca sobre manera el souvenir del merchandising, es su carácter artesano. No se trata de una producción masiva y perfecta. Suelen notarse en ellos esa peculiaridad que los convierte en un recuerdo sin otro fin.

Adquirir un souvenir, es adquirid algo de la tierra, del lugar donde has estado. Aunque sea una camiseta, el mensaje es muy distinto al del merchandising. No adquieres merchandising en una tienda de regalos y recuerdos. En tal caso, puedes encontrarlo en un museo.

Merchandising

Este otro término, de cuño inglés y no aceptado aun por la RAE, se define como la estrategia que lleva a cabo una empresa para promocionar y comercializar un producto. La misión de estos estudiados planes estratégicos es presentar un producto al público para posteriormente, venderlo.

Se aplica indistintamente a la hora de vender productos o servicios y el objetivo principal siempre es aumentar las ventas. Aunque evidentemente, el merchandising tiene otras utilidades.

En tanto que el souvenir es algo que evoca un recuerdo, el merchandising, evocará una marca. Con la estrategia de merchandising, la empresa conocerá a su público objetivo. Identificará las necesidades del cliente potencial y obtendrá información sobre como desarrollar posteriores campañas de venta.

Las técnicas utilizadas influyen directamente sobre las compras de los clientes, la forma de colocar el producto y de mostrarlo, la información que se ofrece al consumidor etc. Todo se perfila de forma que atraiga consumidores.

Según lo que pretenda la empresa lanzará campañas de merchandising de tipo promocional, rotativo, de proximidad o de seducción.

La estrategia promocional se encarga de influir de manera directa sobre el cliente. Esto se lleva a cabo con un producto concreto y se hace para aumentar la visibilidad de la empresa. El uso de bolígrafos, mecheros o pequeños objetos con el nombre y los datos de la empresa, suelen ser ofrecidos como regalo. Generalmente su valor es mínimo y no suelen tener relación directa con el producto a promocionar. Sirven para captar la atención y generan la fidelización del cliente.

La rotación del producto se hace para renovar el stock. En este caso, se lleva a cabo una estrategia poco invasiva en la que el producto o servicio se coloca en lugares donde tengan mayor visibilidad. La misión del merchandising en este caso, es destacar y hacer que el cliente, repare en el producto sin que se de cuenta.

Para acercarse a los clientes de forma directa, la estrategia de merchandising de proximidad invade el espacio del cliente. Las demostraciones del producto, la información personalizada y detallada del mismo, se ejecutan para crear relaciones con los posibles clientes, eso facilita la comunicación y permite conocer el target de acción.

Por otro lado, encontramos el merchandising de seducción. Con esta estrategia, se persuade y atrae a los clientes ofreciendo algún producto de manera gratuita. La decoración, el ambiente, la actuación del vendedor y las formas de atraer a la gente son el punto fuerte para obtener un aumento de las ventas.

Esto son las estrategias con las que cuenta el merchandising, en contra de lo que pretende el souvenir. Con el merchandising se promociona comercialmente y con el souvenir se promociona de forma indirecta.

Para que nos entendamos, un ejemplo claro de lo que es merchandising como producto, lo puedes encontrar en todo lo que rodea a la promoción de una película. Antes del estreno se lanza una campaña en la que puedes obtener regalos promocionales, te informan en la calle, los cines, y te invitan a entrar en el universo de la película de algún modo. Ambientando el cine, un lugar cercano a donde se proyecte la película etc.

Luego se lanza una campaña repleta de artículos que están directamente relacionados con la película: tazas, camisetas, muñecos, artículos de toda índole etc. Con la única finalidad de hacer negocio y aumentar, tanto las ventas de esos artículos, como las entradas de cine.

Aunque a veces puedan confundirse los souvenirs con los artículos propios de las campañas de merchandising, ni su finalidad es la misma, ni su imagen representa lo mismo. Los artículos publicitarios suelen ser fríos y aunque a todo el mundo le encantan las tazas de su peli favorita, es más cercana la taza que tu amigo te trajo de la playa.

 

Comparte esta publicación con tus amigos

Suscríbete a nuestro boletín

¡Recibe actualizaciones sobre articulos nuevos y novedades de actualidad!

Articulos relacionados

Souvenir o merchandising

Souvenir o merchandising

Estos dos conceptos podrían ser sinónimos, pero no lo son. Los términos proceden de diferentes ámbitos que no suelen mezclarse entre sí. Aunque ambos pueden ser parte de una estrategia promocional y publicitar algo (suele ser así), cada uno lo hace a su manera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies