Vinoteca en casa: un toque de elegancia para tu hogar

Vinoteca en casa: un toque de elegancia para tu hogar

Las vinotecas son neveras especiales que sirven para almacenar y conservar las propiedades de nuestros vinos en casa. Así, los fanáticos de los vinos pueden acondicionar un espacio de su hogar para exhibir su atesorada colección de botellas y sentirse seguros de estar conservándolas en el mejor estado.

En respuesta a la demanda de las mismas, en el mercado podemos conseguir una variedad de modelos, con diferentes formas, estilos de distribución y funcionalidades distintas, algunas incluso con los último en tecnología en materia.

Si en tu caso te describirías como un fanático de esta bebida y tienes un espacio en tu casa que podrías acondicionar para convertirlo en un elegante almacén para botellas, este artículo es para ti.

Un bello y útil dispositivo

Las vinotecas son una excelente adquisición gracias a su noble labor de mantener en perfectas condiciones nuestra colección de vinos y por ser unos hermosos y exclusivos dispositivos que le dan un toque de elegancia y belleza a nuestro hogar, creando un estilo de pequeña bodega personal con la que deslumbrar a cualquier invitado.

Además que son algo más que comunes neveras, estas más bien, vienen diseñadas para mantener la temperatura exacta que necesitan los vinos para su conservación, y protegerlos de agentes externos como rayos UV, el polvo, las vibraciones y otros.

Además que se adaptan a la perfección al espacio destinado para ellas y destacan debido a sus características únicas y distinguidas, convirtiéndose en piezas centrales de nuestro mobiliario.

¿Por qué una vinoteca?

Para que una botella de vino conserve sus cualidades de temperatura, calidad y sabor, debemos almacenarla en un lugar idóneo para ello. Además que no solo se trata de un asunto de funcionalidad, sino también de un aspecto estético, pues la vinoteca pasará a ser de forma inmediata un artículo de decoración más en nuestro hogar, dotándole de la elegancia y el toque distintivo de ser un amante conocedor de vinos.

Vinotecas de diseño, decoración con buen gusto

Existen variedad de modelos en el mercado con diferente tamaños, formas y estructuras. Incluso hay diferentes tipos de modelo para jugar con la decoración, entre los que puedes conseguir una sobria  vinoteca de vidrios opacos, o por el contrario, una que muestre orgullosa tu colección a través de un cristal transparente.

Dependiendo de su tamaño, podrás jugar con su posición, por ejemplo, colocándola en los muebles que ya posees, ya sea debajo de una encimera o encastrarla.

Entre todos los modelos destacan las vinotecas de diseño, pensadas para aquellas ocasiones en las que queremos deslumbrar a nuestros invitados en algún evento especial. Estas te permitirán crear una especie de galería vinícola en tu vivienda, por supuesto, adaptada a tus necesidades.

Estas vinotecas le aportaran un gran estilo al espacio que has escogido para su colocación, convirtiéndose en el centro de todas las miradas y dándole un toque muy distintivo y personalizado a tu hogar.

Además que, estas vinotecas de alta calidad sabrán conservar tus vinos de la forma correcta y con todo el mimo que estos exigen. Y es que su funcionalidad debe equipararse con su valor estético al poder mantener el sabor y el estado de su contenido a través del tiempo.

Eso sí, a la hora de comprarla, debemos pensar en que su diseño combine a la perfección con el estilo y la decoración de casa. Si es verdad que todas suelen tener un diseño muy sofisticado, pero tenemos que buscar que su color y el material del cual está elaborada no desentona con las características del espacio en la que pensamos colocarla.

La funcionalidad de una vinoteca

Una vinoteca funcional es que aquella que puede mantener nuestro vino a una temperatura de entre 10 y 18 grados, ni más ni menos. Mientras, también deberá mantener bajo control la exposición a los rayos UV, que podrían dañar el contenido de las botellas.

Además, algunos querrán que goce con las últimas innovaciones tecnológicas disponibles en materia y por supuesto, que sea de un tamaño prudencial en donde quepan toda nuestra colección, pero sin ocupar demasiado espacio.

Justamente, las vinotecas de diseño presentan variedad de funcionalidades que van variando según el modelo y que podrás configurar según tus necesidades, lo cual será de mucha utilidad ya que no todos los vinos se conservan de la misma manera.

Si entonces, por ejemplo, tenemos diferentes tipos de vino, entre botellas de tinto y blanco, la temperatura que necesita cada uno varía. Así tienes que saber que no podrás utilizar la misma vinoteca para ambas variedades, y que tendrás que habilitar dos, o invertir en esas vinotecas de última generación que hasta vienen con compartimientos separados que puedes regular de formas totalmente distintas sin que se afecten el uno con el otro.

Tipos de vinotecas

Ahora que sabemos toda la información necesaria en cuanto al aspecto estético y funcional de las vinotecas podemos evaluar las diferentes opciones del mercado de forma que podamos escoger la alternativa de lujo que más se ajuste a nosotros.

Así, en función de su finalidad, existen muchas vinotecas diferentes dependiendo siempre de las necesidades de conservación o almacenaje de una colección. Por ejemplo, están:

  • Vinotecas especiales para servicio. El objetivo principal de esta alternativa es mantener el vino a una temperatura que sea la ideal para su consumo.
  • Vinotecas especiales para conservación. Por el contrario, las vinotecas pensadas para fines de conservación están diseñadas para conservar el vino en sus condiciones idóneas durante largos periodos de tiempo. Así, no se enfoca en la temperatura que debe tener a  la hora de ser descorchado para su disfrute, sino en su perfecto estado durante su proceso de  envejecimiento. Por esto, suele ser la opción preferida por los coleccionistas.

¿Qué vinoteca comprar?

Como hemos dicho anteriormente, para elegir entre los muchos modelos de vinoteca que existen, debemos tomar en cuenta no solo su diseño, sino también su finalidad.

En este sentido, Vicave, expertos en vinotecas y bodegas climatizadas, nos recomiendan decidirnos por una que combine la funcionalidad de un electrodoméstico con la modernidad de las cocinas actuales.

Una que sea capaz de conservar el vino en las condiciones y temperaturas óptimas; como si tuviéramos nuestra propia bodega en casa.

Hay opciones de grandes dimensiones, con hasta dos zonas con puertas y configuración de temperatura independiente. Por ejemplo, con un compartimiento superior el cual puedes regular entre 7ºC y 12ºC, y con capacidad para 8 botellas; y un compartimiento inferior, que puede enfriar de entre 12ºC a 18ºC, y con una capacidad para 16 botellas. De esta forma podrías almacenar en una parte las botellas de tinto y en la otra, la de los blancos, sin miedo que su contenido pueda verse afectado.

Algunas versiones, incluso tienen touch control, permitiéndonos configurar su variedad de funciones de una forma fácil y muy elegante.

Por el contrario, si necesitas algo de un tamaño más discreto, para una colección más pequeña de unas pocas botellas, también tienes excelentes opciones. Hay unas que cuentan con una  función de autodescongelación y luz LED en su interior, permitiéndote controlarlas con más comodidad y eficiencia. Además que hay unas diseñadas con un tamaño de 165 mm de anchura, 445 mm de altura y 500 mm de profundidad, que queda perfecta en cualquier cocina.

No obstante, también puedes optar por una nevera para vinos,  las cuales ofrecen una conservación óptima. Alternativas es lo que sobra.

¿Cómo montar tu vinoteca en casa?

No solo se trata de escoger la mejor vinoteca y que combine con nuestra decoración. Esto no sirve de nada si no le damos el uso correcto, el cual será el que garantice la apropiada conservación del vino.

Todo conocedor del mundo de los vinos sabe que su conservación se logra a través de una serie de técnicas y cuidados que son los que nos permitirán disfrutar de un elixir de dioses al momento  de su disfrute, cuando sea que esto suceda.

Y es que en nuestras manos tenemos un producto que ha pasado por un complejo proceso de elaboración que comienza con la siembra de la vid hasta que maduran sus frutos y se destila en un largo paso a paso que le lleva hasta nuestras manos y deguste. Así como descuidar cualquier de estas etapas afectaría drásticamente su resultado, así también un descuido de nuestra parte en su almacenaje en casa, podría dañar su sabor y cualidades especiales, echando al traste toda la cuidada cadena de esfuerzos que estaban detrás del producto.

De ahí la importancia, no solo de las vinotecas, sino también de la correcta utilización de las mismas.  Para lograrlo, debemos cuidar algunos puntos, muy sencillos pero a la vez muy importantes, que son esenciales para la preservación de nuestra colección. Estos son:

  • Las botellas siempre deben colocarse en posición horizontal.
  • El proceso de refrigeración debe ser lento y progresivo.
  • Se deben evitar los cambios súbitos de temperatura.
  • Nunca meter las botellas de vino en el congelador o colocarlas en hielo.
  • No exponer la botella a vibraciones.
  • Colocar cada botella de vino en su temperatura de conservación correcta.

Deja una respuesta