8 Consejos para mejorar la rentabilidad de tu empresa

8 Consejos para mejorar la rentabilidad de tu empresa

Para impulsar la rentabilidad financiera de tu empresa, lo principal es conocer a fondo el estado de su salud financiera. Para esto debes recaudar la información de estados financieros al día y conocer el estado en que se encuentra cada uno de los indicadores clave que tienes en tu negocio, así podrás saber en qué se está invirtiendo, si esto está siendo redituable y hacer los cambios necesarios en pro de optimizar su actividad.

¿Qué es la rentabilidad de la empresa?

Lo primero es entender bien el concepto de rentabilidad y saber exactamente a qué hace referencia y qué hay que tener en cuenta para saber si una organización es o no rentable.

Una empresa se considera rentable cuando genera suficiente utilidad o beneficios. Es decir, cuando sus ingresos son más elevados que sus gastos, y entre ambos hay una diferencia considerable, en la que cuanto más alta, más rentable.

Así mismo, no se trata sólo de medir sus activos sino también el retorno de su inversión. Para dicha medición hay que tener en cuenta diferentes índices y ratios y luego, una vez obtenida, es cuando pasamos a aplicar las estrategias necesarias para aumentar esa rentabilidad.

¿Cómo calcular la rentabilidad de la empresa?

Para hacer un buen cálculo de la rentabilidad de una empresa, tenemos que realizar un análisis o estudio para obtener resultados precisos. Entre los diferentes indicadores o ratios que debemos analizar podemos encontrar el del resultado neto en relación a las ventas obtenidas, los activos o el resultado de explotación, entre otros. Sin embargo, los principales son dos:

  • El ROA, que es la rentabilidad económica que se obtiene por los activos de la empresa. Este es importante porque nos aporta una visión sobre la eficiencia del negocio en el uso de sus activos para generar utilidades.
  • El ROE, que se refiere a la rentabilidad financiera que se analiza en función de un resultado previsto o conocido después de los intereses, y que mide la rentabilidad con respecto al patrimonio que posee.

Cabe acotar que para realizar dichos análisis, existen diferentes herramientas, softwares y profesionales que pueden ayudarte antes de poner en marchas las acciones necesarias. Action Project, especialistas en servicios de profesionalización, optimización y desarrollo de empresas, comparte con nosotros algunos consejos útiles para aplicar luego de analizar el estado financiero de nuestra empresa con el objetivo de mejorar su  rentabilidad.

1. Lleva un control adecuado de tus gastos

Controlar tus gastos tiene la ventaja de que cada peso que ahorres de manera inteligente se convertirá en un peso extra que tendrás como ganancia. Para esto, deberás elaborar un estado de flujo de efectivo mensual el cual te permita analizar en qué rubros está gastándose más en tu empresa, de forma que puedas realizar ajustes que te permitan equilibrar mejor tus gastos.

De igual manera es recomendable comenzar a elaborar presupuestos de forma que puedas monitorear de manera periódica los gastos y comprobar si se está siguiendo la política definida para estos de parte de cada uno de los miembros de tu equipo.

2. Incrementa tus márgenes de ganancia

El margen de ganancia es la diferencia entre el precio de venta de tu producto o servicio y el costo que implica producirlo. Si queremos aumentar este margen, debemos:  

  • Aumentar los precios.
  • Reducir los costos de los productos o servicios vendidos.
  • Una mezcla de ambas opciones.

En caso que no estés de acuerdo en aumentar tus precios por miedo al efecto de este aumento sobre la preferencia de tus clientes, recuerda que estos estarán dispuestos a aceptar una subida en el precio siempre y cuando sea competitivo con respecto a las demás ofertas en el mercado y venga acompañado de un valor agregado. 

Un consejo, es que siempre tomes como referencia el precio de mercado para conocer cuáles son los rangos en los que te puedes ubicar.

En cualquier caso, lo importante es analizarlo y buscar un equilibrio en el cual puedas aumentar tus ganancias sin que esto ocasione una baja en tus ventas.

3. Gestiona de manera eficiente tu inventario

La correcta administración de tus inventarios es uno de los factores clave que influyen en el buen desempeño de tu empresas y por lo tanto, en el aumento de sus ganancias. Por esto, es imprescindible que la compañía cuente con un inventario bien gestionado y controlado para no generar costos innecesarios o incluso, perdidas.

La gestión de inventarios está compuesta por el control y la planificación de los mismos, dentro de lo cual es vital entender tres factores importantes:

  • ¿Con qué frecuencia debe ser determinado el nivel de inventario para cada artículo?
  • ¿Cuándo debe colocarse un pedido al proveedor?
  • ¿Cuál es la cantidad óptima a ordenar?

Una vez que hayas aprendido a hacer un seguimiento y control de inventarios eficiente y a tomar las decisiones adecuadas según las necesidades y la naturaleza del funcionamiento de tu empresa, lograrás tener una visibilidad confiable del mismo que te facilitará tomar mejores decisiones a futuro, además de reducir costos al no cargar con excesos o faltantes de mercancía y por lo tanto ofrecer un mejor servicio a tu cliente.

4. Analiza la rentabilidad de tu cartera de clientes

Hoy en día, la mayoría de las empresas entienden que el mercado se ha vuelto cada vez más competitivo y que si quieren mantener un puesto dentro de él, deben enfocarse en la atención al cliente.

Por ejemplo, es de gran utilidad conocer qué clientes son los que te están generando más ganancias, lo cual lo podemos lograr por medio de un análisis de rentabilidad actual y potencial en el cual puedas identificar en qué clientes es conveniente invertir más esfuerzos, reteniéndolos y fidelizándolos, de forma que generes un mayor impacto en la rentabilidad. 

También es clave que tengas a la mano toda la información posible de tus clientes, ya que gracias a esta información podrás crear promociones y ofertas de productos y/o servicios que generarán más valor para ellos.

5. Aumenta las re-compras de tu producto y/o servicio

Cuando pensamos en aumentar las ventas, por lo generar solemos tener la idea de ampliar la cantidad de clientes que se tienen actualmente, para con esto aumentar el monto de facturación; sin embargo, cada nuevo cliente representa un costo significativo para la empresa, ya que se requiere hacer una inversión para buscarlos, calificarlos y atenderlos.

Si por ejemplo, cada cliente actual con el que se cuenta, realiza una re-compra, implica un costo mucho menor y ofrece más ganancias, siendo una estrategia más rentable. Además, si consideras que una persona que repite una compra, suele hacerlo es porque está satisfecho con la empresa, entonces esta persona puede en un futuro cercano ser un referenciador y promotor de tu marca, trayéndote esos nuevos clientes que tanto quieres con un costo mucho menor que si los encontraras por tus propios medios.

Como puedes observar, para crear rentabilidad tienes que ofrecer un producto o servicio de gran calidad, que realmente ayude y satisfaga a tus clientes, y que además les aporte un valor agregado. 

6. La tecnología como aliada

Por supuesto, la tecnología, tan presente en todas las actividades de nuestra vida diaria, no podía faltar en nuestro plan de acción. Así, un factor clave para la rentabilidad de tu empresa es la integración de la información para tomar decisiones acertadas y en tiempo, evitar re-trabajos y minimizar el margen de error al momento de ingresar y manejar los datos e indicadores importantes para las operaciones del negocio; procesos en los que las soluciones tecnológicas disponibles en el mercado, juegan un papel importante.

Apóyate en herramientas que te permitan maximizar el potencial de tu negocio,  optimizar los procesos internos y ahorrar costos, de forma que tengas un uso más eficiente de los recursos y el capital humano y puedas enfocar tus esfuerzos en las actividades que realmente te están generando un valor que te ayuden a alcanzar las metas estratégicas.

7. Ten una buena logística

En función del sector del que estemos hablando, la logística nos podría ayudar a conseguir mejores resultados. Por ejemplo, podrías invertir en unos buenos proveedores que faciliten la entrega del producto.

También debes cuidar que los tiempos de espera sean bajos, de forma que ahorres el tiempo tanto de tus empleados como de tus clientes. Esto es importante también para obtener una mejor reputación que repercuta en un aumento de ingresos.

8. Apuesta por la sostenibilidad

La sociedad tiene un compromiso cada vez más alto con lo social y el medio ambiente, por lo que esperan que las empresas de las cuales son clientes, compartan estas preocupaciones. No solo debes tratar de tener un buen producto o una buena atención, sino que también tienes que mostrar valores alineados con la mejora de la sostenibilidad.

Hay distintas formas de ser una empresa sostenible y ecológica y, aunque pueda parecerte que no tiene relación con la rentabilidad de la empresa, hoy en día es clave a la hora de atraer más usuarios y clientes hacia tu negocio.

Deja una respuesta