Cómo pasar todos los trámites y requisitos para reformar tu coche

Cómo pasar todos los trámites y requisitos para reformar tu coche

A veces pasa que cuando nos compramos un coche, sobre todo si es usado, necesitamos o queremos hacerles ciertas modificaciones, las cuales, quizá, más allá de tunnear el vehículo, sean para su correcto funcionamiento. Estas modificaciones, ya sean  de incorporación, supresión o una simple sustitución en una o más de las piezas del coche, supondrá un cambio en sus características, y por lo tanto, en los datos en la tarjeta de ITV del coche.

Para esto, entonces nos vemos obligados a cumplir una serie de requisitos como son tramitar la reforma correspondiente, y después pasar una inspección técnica que nos dé el visto bueno para poder circular por cualquier vía española después de las reformas.

Nuestros amigos de Gestecnica, especialistas en homologaciones para reformas, nos explican el paso a paso hacia un coche reformado:

¿Qué es la reforma (cambio o conjunto de cambios) de un coche?

Antes de realizar un cambio o reforma sobre alguno de los elementos de nuestro vehículo, debes de conocer qué acciones entran dentro de este caso, como por ejemplo la modificación del parachoques, o  adaptar un coche de calle a la competición (como en el caso de un rallye local); y cuáles no (por ejemplo las faldillas de rueda, antenas de radio, tunning en gran parte estético…). Y es que, como dijimos,  al querer llevar a cabo una reforma en el vehículo, deberemos de cumplir una serie de obligaciones y realizar los trámites necesarios.

Por su parte, la Ley define una reforma de esta manera: “Toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo después de su matriculación y en remolques ligeros después de ser autorizados a circular, que o bien cambia alguna de las características del mismo, o es susceptible de alterar los requisitos reglamentariamente aplicables contenidos en el Real Decreto 2028/1986, de 6 de junio. Este término incluye cualquier actuación que implique alguna modificación de los datos que figuran en la tarjeta de ITV del vehículo”.

Por lo que, hablamos entonces de cualquier proyecto que tenga que ver con “meterle mano al coche”. Siguiendo con el ejemplo de adaptar el coche a la competición, no solo hay que pasar con éxito las pruebas, sino que el conductor debe disponer de la licencia correspondiente, porque si no tampoco podría circular, ya que el coche no cumpliría al cien por cien con el RGC.

¿Cuáles son los tipos de reforma que deben pasar por este trámite?

El nuevo Manual de reformas de importancia de vehículos elaborado por el Ministerio de Justicia en colaboración con las Comunidades Autónomas, detalla los tipos de reformas permitidas, y se establecen los criterios, procedimientos y requisitos a cumplir para la tramitación de las mismas. Aquí, los tipos de reformas posibles:

  • Identificación. Sustitución total o parcial del bastidor o de la estructura autoportante cuando la que se sustituye es la parte que lleva grabado el número de identificación; el cambio de emplazamiento de la plaza de matrícula; el retroquelado.
  • Unidad motriz. Modificación o sustitución de los elementos del sistema de admisión, del sistema de alimentación, de la unidad motriz; cambios en el sistema de escape; cualquier modificación en el depósito de combustible; cualquier modificación en la centralita…
  • Transmisión. La modificación del sistema de embrague, de la caja de cambios o modificar el número de ejes motrices, entre otras.
  • Ejes y ruedas.Modificación del número de ejes, la distancia entre los mismos, o el montaje de neumáticos no equivalentes.
  • Suspensión. Cualquier modificación en las suspensiones o en sus elementos elásticos.
  • Dirección. Modificación del sistema de dirección, del emplazamiento del volante, la sustitución del volante por otro,…
  • Cambios en las características del sistema de frenado, instalar o desinstalar sistemas auxiliares de absorción de energía cinética o modificar los mandos de freno y su ubicación, entre otros.
  • Carrocería. Cambios en los asientos, en los cinturones de seguridad, acondicionamiento de espacio para la instalación de sillas de ruedas, modificaciones de la carrocería entre otros muchos cambios, siendo esta el apartado más extenso y complejo.
  • Dispositivos de alumbrado y señalización. Aquí entra cualquier modificación o sustitución.
  • Uniones entre vehículos tractores y sus remolques o semirremolques.
  • Modificaciones de los datos que aparecen en la tarjeta de ITV. Por ejemplo, la variación de la MMA o la modificación del vehículo para competición.

¿Cómo es el proceso de reforma de un vehículo?

Los modelos de coches más clásicos suelen conservar intacta su vocación indómita a pesar del tiempo, por lo que si quieres restaurarlos, esto conllevará un proceso largo y dedicado, con los siguientes pasos a seguir:

  1. Evaluación e historia completa

Lo primero que tienes que hacer es escoger el modelo. Aquí, tienes que tomar en cuenta que para lograr el resultado deseado y que tu coche quede en un estado impecable, tienes que prestar especial atención en cada detalle. Para esto, al momento de la compra en el mercado de coches usados, debes procurar buscar siempre una buena base que no tenga daños estructurales. Luego, estudia con cuidado la serie a la que pertenece el coche. Y finalmente, realiza una valoración del motor y de las manchas y desperfectos, que no son más que el resultado del deterioro, la corrosión y el paso del tiempo.

  1. Desmantelamiento del coche

Hay que desguazar la carrocería del vehículo pieza por pieza, hasta llegar al motor. En esta etapa del proceso también descubrirás algunos trabajos de pintura que también deberás resolver. Luego, al restaurar todas sus especificaciones originales, es muy importante prestar especial atención a los frenos y a las rótulas de dirección.

  1. Reconstrucción de los volúmenes originales

Esta es la parte más complicada de todo el proceso, ya que hay que reconstruir geometrías, esquinas… y todo lo que conformaba la carrocería original. Para lograrlo debes contar con un buen planchista, para poder comprar las piezas de plancha, en vez de tener que hacerlas, lo cual suele implicar una mayor inversión.

  1. Chapa y pintura

Para resolver esos trabajos de pintura que te has ido encontrando, lo mejor es contratar un pintor experto que efectúe un cuidado trabajo de preparación y pintura de manera eficiente. Sin olvidarse de revisar, lijar y eliminar los microdefectos de chapa antes de la pintura.

  1. Reensamblaje

En este último paso, se vuelve a montar cada pieza en el vehículo como si acabara de salir de la línea de montaje. Es aquí cuando se incorpora el nuevo motor (si se ha decidido cambiar el original), así como los filtros del aire, los carburadores, cableado y tubos de combustible. En cuanto a la carrocería, se debe montar el parabrisas, se instalan las puertas, el interior del habitáculo, el salpicadero, los asientos y el sistema electrónico. Luego le toca el turno a los faros traseros y delanteros, dejando para el final la tapicería y la capota, además de todos los detalles estéticos, como los cromados o las placas que permitan personalizar tu vehículo.

¿Cuándo es obligatorio homologar las reformas del coche?

El manual de reformas define que “una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo y que cambie las características por las que un vehículo puede ser definido, o que afecte a las prescripciones contenidas en las Directivas 2002/24/CE2003/37/CE y 2007/46/CE debe ser considerada como reforma del vehículo. En estos casos será necesaria una homologación”

Sin embargo, si la modificación o sustitución de un elemento no afecta a las características mecánicas o estéticas del vehículo según lo definido en las citadas directivas europeas, no se considera como una reforma y no necesitarás hacer la homologación.

¿Qué documentación necesito para hacer una reforma?

Al hacer una modificación o reforma importante en el coche, es decir, que esté reflejada dentro de las categorías del punto anterior, es necesario que el titular del vehículo presente cierta documentación a la ITV en un plazo de 15 días.

Esto para cumplir con la ley, y garantizar que el coche cumple todos los requisitos de seguridad estipulados.

Según el manual de reformas de los vehículos esta documentación sería la siguiente:

  • Proyecto técnico y certificación final de obra. Hay que elaborar un informe que detalle completamente el objeto de la reforma, quién la hace y sobre qué vehículo, con absolutamente todos los detalles relacionados. Esto no va a ser necesario si la reforma que se hace tiene como resultado un tipo homologado.
  • Certificado de dirección final de obra.
  • Informe de conformidad, es decir, si el proceso implica varias reformas, cada una estará identificada con el código que se detalle en el manual.
  • Certificado del taller en el que se efectuó la reforma.

¿Cómo es la inspección tras la reforma del coche?

Una vez se han llevado a cabo las modificaciones y reformas en el coche y dentro de los plazos establecidos, tendrás que llevar el vehículo reformado a la ITV para finalizar el proceso con éxito.

Podría pasar que la ITV emita un informe desfavorable. En este caso deberás arreglar las deficiencias que te indiquen en un plazo inferior a 2 meses.

Es recomendable que te informes muy bien  antes de hacer cambios en el coche. Además, también es recomendable avisarle a tu compañía de seguros la reforma realizada.

 

Deja una respuesta