La colaboración entre la sanidad pública y la privada garantizar el éxito en los tratamientos de vista

La colaboración entre la sanidad pública y la privada garantizar el éxito en los tratamientos de vista

Son muchos los problemas de salud que afectan a las personas en los tiempos que corren. Aunque vivimos en una sociedad en la que la sanidad es más segura y eficiente que nunca, no cabe la menor duda de que siguen siendo muchos los riesgos a los que nos exponemos. De hecho, a medida que ha ido avanzando la sociedad han ido apareciendo nuevos problemas, a los que nos hemos tenido que adaptar con mayor o menor rapidez y que han recibido una solución que, vistos sus resultados, ha ido variando o no en función de la eficacia demostrada.

Una de las zonas del cuerpo que menos solemos asociar a este tipo de asuntos es la relativa a nuestros ojos. Se trata, en efecto, de uno de los lugares más sensibles de nuestro cuerpo, ya que la piel que rodea la zona es bastante menos gruesa que la de otras zonas, y también es una de las zonas más maltratadas a causa de que pasamos horas y horas delante de un ordenador, de una tablet o de un móvil. Esto ya ha sido avisado en reiteradas ocasiones por los médicos, pero la sociedad parece hacer caso omiso a las precauciones de los expertos. Pero es que a mucha gente no le queda más remedio que ponerse enfrente de este tipo de máquinas para trabajar.

Los problemas de vista que se han ocasionado a causa de esto han sido terribles en los últimos años y, en las líneas que siguen, vamos a demostrarlo con datos. Comenzamos con uno que fue publicado en el portal Consumer el 14 de septiembre del año pasado, en el cual se apuntaba que el 70% de la población española tenía algún tipo de problema con la vista. Se trata de una cifra bastante elevada y que refuerza todo lo que hemos venido comentando hasta este preciso momento.

El diario Heraldo iba todavía más allá de estos datos. Según una de sus noticias, fechada en el mes de junio del año 2017, tres de cada cuatro españoles tenían algún tipo de problema visual, lo cual viene a decir que no nos estamos inventando ninguna cosa y que este es uno de los problemas de salud que, a pesar de no ser en muchas ocasiones peligroso para la vida humana, sí que genera una cantidad de incapacidades que pueden afectar de manera directa a nuestra calidad de vida.

La colaboración entre entidades públicas y privadas, fundamental en esta materia

Son muchas las personas que ven en un aspecto como lo es la cirugía una posible solución a los problemas de vista que se generan en torno a sus ojos. Y es bastante alto el porcentaje de ese grupo de gente que decide hacerlo por una clínica privada puesto que, por regla general, éstas son consideradas como más eficaces y eficientes. Por tanto, es indispensable que exista una cierta conexión entre las entidades públicas y las privadas que tengan en común el mantenimiento de la salud de la ciudadanía.

Teniendo en cuenta que los problemas de vista se han convertido en una constante en la vida de muchos españoles y españolas, conviene que tengamos en cuenta que se trata de un problema importante en la vida de la gente. Normalmente, la gente suele acudir al médico de cabecera en cuanto empieza a tener problemas en este sentido, pero a medida que éstos se van convirtiendo en algo más grave, la mayoría termina acudiendo a clínicas mucho más especializadas y que cuentan con una mejor tecnología. Eso es lo que nos han comentado desde Estética Ocular, una entidad especializada en este tipo de asuntos y cuyos profesionales, además, nos han indicado que sigue aumentando el número de personas con problemas relacionados con esta materia. En todo caso, y teniendo en cuenta que existen varias entidades que cuentan con información relativa a los problemas de una misma persona, se hace evidente que es necesaria una comunicación entre todas ellas a fin de tener los detalles para la posible resolución de cada caso en particular.

La edad, causante de los paupérrimos datos

Es algo que probablemente muchas de las personas que estáis leyendo estas líneas ya habíais imaginado. Pero no por eso deja de ser menos preocupante. Lo cierto es que son muchas las personas que, una vez llegadas a la edad de 70 años, ya empiezan a tener problemas (si es que no los arrastran desde antes) con su vista. Y lo cierto es que es una lástima.

De todos modos, es necesario que todos nos mantengamos tranquilos, porque es posible encontrar soluciones para todo tipo de problemas de vista. Pero es necesario que exista una de las cuestiones a la que hemos hecho hincapié en este artículo, que es la colaboración entre entidades tanto del sector público como del privado para hacer mucho más fiables los tratamientos y obtener toda la información que nos pueda servir de ayuda a la hora de terminar con el problema. De eso depende una buena parte de nuestro éxito. Por eso, no nos podemos permitir el lujo de prescindir de ello.

Deja un comentario