La tecnología está al servicio de las empresas y de las leyes

La tecnología está al servicio de las empresas y de las leyes

En los últimos años, los avances tecnológicos han ido sumándose a nuestro día a día a un ritmo vertiginoso y es que los expertos en la materia están dando todo de sí mismos para poder dotarnos de las últimas novedades que nos permitan hacer nuestra vida mucho más fácil y llevadera. Unos conceptos que no solo se aplican a nuestra vida diaria, sino que también se centran en otros hechos tan importantes y relevantes como la medicina y la seguridad y es que cada vez tenemos más tecnología en nuestros hospitales puesta a disposición de los enfermos que la necesitan, así como, por ejemplo, nuestros vehículos, incorporan, generación tras generación, nuevos sistemas que hacen más fácil y segura la conducción. Sin embargo, la realidad es que la tecnología también abre la puerta a otras muchas funcionalidades diferentes, algunas de ellas, ni siquiera con buenas intenciones, pero lo cierto es que, por suerte, de una u otra forma, casi siempre la usamos para nuestro bien y para seguir progresando como sociedad. Por ello, durante las siguientes líneas vamos a hablar de como la tecnología está al servicio de las empresas y de las leyes, entre otros.

En los últimos días está en boca de la mayor parte de la sociedad el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Un texto que ha creado controversia, sobre todo para las empresas más pequeñas, pero que busca reducir el fraude existente en las horas trabajadas y es que, desde su entrada en vigor, todas las compañías han de tener reflejada cual ha sido la jornada laboral realizada por cada uno de sus trabajadores y es que solo de esta forma, los inspectores de trabajo sabrán si las empresas cumplen o no.

Además, la misma ley también sirve a las compañías para saber cual es el grado de absentismo laboral o la presencia que tiene en el centro de trabajo, cada uno de sus trabajadores. El hecho de tener que llevar a cabo este control ha obligado a las empresas, en la mayoría de los casos, a instalar sistemas de control de accesos, puesto que, de esta forma, el trámite de fichar al entrar y al salir es más cómodo y dificulta que el trabajador se olvide de hacerlo. Por ello, si vosotros sois empresarios y estáis pensando en instalar un torno o algún tipo de sistema de acceso, nosotros os recomendamos que os pongáis en manos de GestiGym, dado que ellos gozan de una amplia experiencia en la instalación de este tipo de sistemas que, ahora más que nunca, se han hecho indispensables para las empresas, a menos que estas se quieran enfrentar a sanciones por no cumplir la ley vigente.

Pero lo cierto es que la tecnología aplicada a las empresas no solo se centra en el control de los accesos, sino que también encontramos tecnología en otros muchos lugares dentro de una compañía. Así, si os paráis a pensar, cada vez más plantas de ensamblaje de automóviles están plagadas de robots que llevan a cabo el trabajo que antes hacían los humanos, aunque bien es cierto que estos trabajan con más precisión y velocidad, por lo que, en muchos casos, los empleados han pasado a llevar a cabo labores de mantenimiento de estos nuevos trabajadores digitales.

Otro de los conceptos más actuales lo encontramos en la conciliación laboral y es que cada vez más empresas permiten a sus empleados trabajar desde casa, algo que es posible gracias al desarrollo de la nube, un concepto digital en el que las empresas basan su forma de trabajo y que implica que todos los datos almacenados están en la red y sus usuarios pueden acceder a ellos mediante una clave, por lo que tan solo es necesaria una conexión a internet para poder trabajar, con independencia de donde nos encontremos cuando lo hagamos.

La domótica, otra de las claves del futuro empresarial

La domótica es, sin duda alguna, otra de las claves del futuro empresarial tecnológico y es que, gracias a ella, la cual todavía se encuentra en fase de desarrollo y expansión, muchos de los procesos que hoy en día hacemos manualmente, se podrán automatizar o plantear de forma remota. Y es que desde que se implante en la mayoría de las compañías de forma estandarizada, ya no será necesario que un operario vaya presencialmente a abrir las puertas, encender los equipos o poner a la temperatura adecuada el sistema de climatización, puesto que todo esto se podrá llevar a cabo desde un terminal móvil o un ordenador conectado a internet en cualquier punto del mundo.

Deja un comentario