El negocio de los productos de limpieza

shutterstock_2130480983(FILEminimizer)

Todo el mundo limpia. Al menos eso nos gusta creer que, la higiene a nivel doméstico, empresarial o la limpieza de las calles, esta a la orden del día. Al mismo nivel que la higiene personal. Partiendo de esta base, la limpieza es algo inherente al ser humano y a la sociedad, ya sea en mayor o menor medida. Todo el mundo limpia aunque sea de cuando en cuando y. para la inmensa mayoría, es de vital importancia mantener limpio el entorno.

No en vano, el sector de la limpieza profesional vive un auge nada desdeñable. Con mucha probabilidad, debido a la huella que ha dejado la pandemia en nuestras vidas y a la necesidad de mantener los espacios limpios y desinfectados para preservar la salud y evitar los contagios. Aunque la pandemia ha sido un punto negro en la historia de la humanidad, ha dejado cosas buenas como otorgar la importancia necesaria a la limpieza. Algo de lo que el sector de ha valido soberbiamente y, cada vez, es mayor la demanda de servicios y productos más especializados. Por esta razón, entre otras, hemos convenido hablar de como crear tu propio negocio en torno a los productos de limpieza y emprender en un sector con grandes probabilidades de éxito.

En la actualidad, los negocios relacionados directamente con la limpieza, ya sea en la venta de productos o en el sector servicios, es uno de los mas rentables. Este hecho se debe a la alta demanda existente, tanto a nivel particular como empresarial o institucional que persiguen continuamente mantener los espacios limpios e higienizados. Añadiendo los casos en los que conviene llevar a cabo una limpieza en mayor profundidad y desinfectar los entornos.

Como decíamos, la pandemia, ha posibilitado una mayor toma de conciencia respecto a la cantidad de gérmenes y virus con los que convivimos a diario. Tras la experiencia vivida, la sociedad se ha dado cuenta de que mantener la higiene y desinfección de espacios públicos, hogares, colegios y demás, es fundamental. Por lo tanto, los productos de limpieza, se han convertido, todavía más, en una necesidad. Esto es algo que saben bien los profesionales de Stocknet como expertos del sector de los productos de limpieza a nivel profesional, que mientras obteníamos información para realizar este artículo nos comentaron que la demanda no de productos sanitarios no ha bajado tanto como la gente se podría pensar.

Emprender en el sector

Sin duda, emprender en el sector es una excelente idea en el momento actual. La demanda existente, no parece que vaya a desaparecer, es más, el crecimiento del sector es patente y no parece que vaya a decaer. En este sentido, un negocio relacionado con la venta de productos de limpieza, cuanta con una gran ventaja, consistente en las dos posibilidades que ofrece: la primera y más sencilla, la adquisición de los productos a vender ya fabricados por las marcas comerciales reconocidas; la segunda, que generaría mayores ganancias, consiste en la elaboración propia de dichos productos.

Es posible que, ante esta segunda posibilidad, surjan inquietudes, pues a priori, fabricar productos de limpieza puede parecer algo en extremo complicado. Sin embargo, se trata de un proceso bastante más sencillo de lo que pueda parecer, puesto que ni siquiera es necesario disponer de maquinas industriales para su elaboración. Es suficiente con conocer las fórmulas químicas elementales para mezclar los ingredientes y elaborar los productos de limpieza.

A medida que te vas familiarizando con la elaboración de los diferentes productos, puedes ir diversificando y crear todo tipo de productos de limpieza como limpiadores para el suelo, jabones, geles desinfectantes, específicos para baño y cocina, etc. El campo es amplio y la variedad, extensa. Lo que convierte el negocio en un mundo de posibilidades de venta.

Lo fundamental es hacer que el negocio crezca y ofrecer, cada vez, mayor variedad de productos, sean de fabricación propia o comprados a otros fabricantes. Cuanta más oferta de productos, para que los clientes puedan adquirir lo necesario en un único lugar, más fácil será captarlos y retenerlos.

Si te decantas por la fabricación propia, puedes encontrar manuales para aprender a elaborarlos sin mayor complicación. En el caso de preferir contar con un proveedor, existen muchas opciones y empresas que disponen de extensos catálogos de productos para todas las necesidades.

Inversión necesaria para emprender

Uno de los puntos fuertes de este tipo de negocio, es que no requiere de un gran desembolso inicial. Con una inversión baja, sin incurrir en demasiados constes, puede iniciarse este negocio que ofrece una gran rentabilidad. Sobre todo, si te decantas por la elaboración propia de los productos que pretendes comercializar, puesto que la gran mayoría de sustancias químicas necesarias son de bajo coste y fáciles de encontrar en cualquier droguería.

En este caso, lo que si hay que tener en cuenta es el espacio o lugar en el cual vas a llevar a cabo la elaboración de los productos y su posterior distribución. El alquiler de un local para estos efectos, supondría un costo medio o moderado a tener en cuenta en la inversión inicial. Tener en cuenta las normativas respecto a la realización de actividades comerciales en tu propio domicilio, lo más posible es que necesites disponer de un lugar a parte para trabajar con productos químicos, aunque no sean peligrosos. Antes de decantarse por esta opción, conviene estudiar bien todos estos aspectos y llevar a cabo un plan de empresa que detalle los costes reales necesarios para acometer la empresa.

En función del capital disponible puede ser más prudente, empezar vendiendo productos de terceros hasta poder disponer de los medios y la infraestructura necesarios para la fabricación propia. Independientemente de este matiz, los costes no suponen un gran desembolso, dado, como ya hemos dicho, que no es necesario disponer de maquinaria, solo de un lugar y algunos elementos para el correcto desarrollo de la actividad.

Como vendemos nuestros productos

De forma inevitable, hay que pensar en este aspecto, antes de lanzarse a la aventura del emprendimiento. Una vez tienes claro que tipo de productos vas a comercializar, propios o de terceros, hay que definir el canal de ventas y como hacer que los clientes compren esos productos.

Como hablamos de una inversión mínima y, dado del tipo de productos que vas a comercializar, una buena manera de empezar es recurrir a la venta online. Internet es un mundo de posibilidades y, crear una tienda online dedicada a la venta de productos de limpieza, es una opción más que interesante a contemplar. En estos momentos y dado el sector, es más fácil llegar a los clientes a través de este canal que mediante una tienda física.

Las redes sociales, el marketing online y la infinidad de plataformas de venta existentes, facilitan sustancialmente esta tarea.

Sin embargo, aunque parezca que internet es todo, en gran medida es así, los métodos de venta tradicionales, siguen vigentes y darse a conocer mediante publicidad a pie de calle, es otra excelente opción para atraer clientes. Una equilibrada combinación de marketing online y de publicidad en mano, es la mejor manera de darse a conocer a todo tipo de público.

Hacerse una cartera de clientes, acudiendo in situ a los lugares que pueden ser clientes potenciales, como restaurantes, hoteles, empresas o pequeño comercio, es otro paso fundamental para el buen desarrollo del negocio. Nunca esta de más venderse y dejar que el boca a boca, haga el resto. La higiene y limpieza de todo tipo de empresas, comercios y demás, es tan importante que la demanda de productos de calidad y a buen precio, esta a la orden del día.

Dentro del sector, hay que desmarcarse y, una buena forma de hacerlo es ofrecer productos ecológicos y comprometidos con el medio ambiente. Dada la creciente preocupación por el impacto que el ser humano ejerce sobre el planeta, cada vez se demandan más, productos que no contaminen y tengan menor impacto nocivo en el medio ambiente.

A la hora de elegir un local, debes tener en cuenta si solo es para la elaboración o también, para la venta. En el segundo caso, es esencial contar con una buena ubicación del mismo para que los clientes, lo encuentren fácilmente y el negocio, tenga mayor visibilidad.

Prestar especial atención a las cuestiones relacionadas con el marketing y la publicidad, una vez tienes claro todos los aspectos anteriores y, hacer una buena campaña antes incluso de abrir tu negocio es una estrategia fundamental para darse a conocer. La publicidad bien hecha, es la clave del éxito en cualquier negocio.

En cuanto a la rentabilidad del negocio, debido a la demanda de este tipo de productos, a sus bajos costes y la mínima inversión necesaria, se trata de un negocio rentable a muy corto plazo. No es necesario empezar con una cantidad ingente de productos, puedes ir aumentando el catálogo a medida que afianzas a los clientes y la demanda, aumenta.

En resumen, para emprender en el sector de la comercialización de productos de limpieza, en necesario definir qué tipo de productos vas a comercializar, si los vas a adquirir o elaborar, el lugar donde elaborarlos en este caso, el canal de ventas y el capital necesario para llevar a cabo esta empresa. Para ello, un plan de negocios es la herramienta fundamental que te guiará por el camino. Todo lo demás, son las ganas y el entusiasmo propios.

 

 

Comparte esta publicación con tus amigos

Suscríbete a nuestro boletín

¡Recibe actualizaciones sobre articulos nuevos y novedades de actualidad!

Articulos relacionados

El negocio de los productos de limpieza

El negocio de los productos de limpieza

Todo el mundo limpia. Al menos eso nos gusta creer que, la higiene a nivel doméstico, empresarial o la limpieza de las calles, esta a la orden del día. Al mismo nivel que la higiene personal. Partiendo de esta base, la limpieza es algo inherente al ser humano y a la sociedad, ya sea en mayor o menor medida. Todo el mundo limpia aunque sea de cuando en cuando y. para la inmensa mayoría, es de vital importancia mantener limpio el entorno.

Interim Management

Interim Management

Este término anglosajón, como muchos otros, nos hace pensar en que consiste el empleo de interim management. Igual que el concepto CEO, que no deja muy claro para muchos a que se refiere el acrónimo. Ese halo de misterio que envuelve a los términos de cuño anglosajón, concede una importancia que a veces no tiene, al trabajador.