Suelos de Madera: Una excelente opción para interiores y exteriores

Suelos de Madera: Una excelente opción para interiores y exteriores

Elegir los suelos para una propiedad siempre es una tarea titánica, requiere de una búsqueda de opciones que incluya materiales, mantenimiento a largo plazo, protección, si es bueno para todas las estaciones del año, si es resistente y así, entre muchos otros detalles que hay que cuidar.

Esta elección no puede tomarse a la ligera, pues de ella dependerá no solamente la inversión que hagamos en materiales y mano de obra, sino también la comodidad y la tranquilidad que genera tener unos buenos suelos en casa. La limpieza, el cuidado, las manchas, qué tanto se raya con los muebles, cómo protegerlo, todo esto lo debemos tomar en cuenta, pues viviremos y caminaremos en ellos constantemente. Por lo que lo mejor es buscar un suelo que no nos genere demasiados quebraderos de cabeza.

Otro aspecto importante es la decoración de la propiedad, si bien es cierto que la decoración puede ser cambiada mil veces, los suelos no, o por lo menos no idealmente. Por lo que elegir un suelo que nos permita un abanico de opciones para decoración, siempre es lo más sensato.

Uno de los materiales más utilizado para suelos, tanto en interiores como en exteriores es la madera, por una infinidad de bondades propias que tiene, de las cuales iremos hablando a lo largo de este artículo. La aparición de otros tipos  de suelo no  ha disminuido la popularidad de los pisos de  madera, que hasta la fecha gozan de preferencia. Una de las principales razones es que los pisos en madera añaden un toque elegante y rústico a cualquier estancia, sea de campo o de ciudad. A esto se suma la belleza, la facilidad de instalación y el mantenimiento que convierten el piso de  madera en una buena opción.

Este material representa  una alternativa elegante, pero también es uno de los  materiales más resistentes, ya que puede soportar temperaturas extremas y la humedad sin que se altere en apariencia.

Ventajas de los suelos de madera

Anteriormente comentamos que los suelos de madera tenían bondades características, que son importantes mencionar a la hora de considerarla como una posibilidad para nuestros suelos:

  • Fácil de mantener: Una buena limpieza de tus pisos de madera ayudará a que estos se mantengan siempre en buen estado. Una buena opción es mezclar un poco de agua con vinagre blanco y luego pasarlo por la superficie.
  • Fácil de combinar: Al momento de decorar tu casa con muebles, debes ver que estos combinen bien con el piso. La madera es un material que suele quedar bien con todo, por lo que no encontrarás problemas al momento de elegir tus muebles.
  • Aislante térmico: Un material como la madera te ayudará a evitar que el frío ingrese a tu casa y este se mantenga siempre cálido. Ese calor que emite el piso hará que no sean necesarias las alfombras.
  • Buena estética: La madera suele tener un color suave y diferentes tonos de marrón. Es uno de los suelos más bonitos y es muy difícil que se vea mal en algún ambiente de tu casa. Este tipo de suelo provee un clima cálido que corresponderá a cada decoración. Hay opciones de color que se  logran mediante un proceso humeante que carboniza  la madera,  dando como resultado un rico color ámbar más oscuro.
  • Es duradero: Otra de las ventajas del piso de madera es que dura mucho más que otros materiales. La madera es la elección perfecta para lograr un piso fuerte, de mucha durabilidad, que pueda aguantar el uso por años, e incluso décadas. Es importante saber que mientras más grueso es el suelo, más tiempo durará.

La madera en suelos exteriores

El confort y la belleza no son las únicas ventajas que tienen los suelos de madera. Es muy importante destacar que este tipo de pavimentos de exterior son muy resistentes. Existen maderas capaces de soportar las inclemencias del tiempo más adversas, el sol intenso o la humedad. Todo depende del tipo de madera que elijas.

Es cierto que no todas las maderas son aptas para instalar en zonas al aire libre, pero si optas por las adecuadas, no tendrás ningún problema. Además, existen tratamientos capaces de reforzar las condiciones de la madera y mejorar su resistencia.

Se puede dar a la madera un tratamiento de tipo químico en autoclave para conseguir que sea mucho más resistente. Así mejoran considerablemente sus condiciones para soportar los agentes externos. Pero también existe la opción de tratar el suelo de madera con protectores especiales que consiguen que soporte mejor el sol intenso, la humedad o los cambios drásticos de temperatura.

Lo bueno que tienen los suelos de madera para exteriores es que requieren un mantenimiento bastante sencillo. Para limpiarlos es suficiente con fregarlos con agua y un jabón neutro. Una o dos veces al año es conveniente aplicarles un producto protector específico para conseguir que se mantenga en perfecto estado. En el caso de que los pavimentos de madera tomen un matiz grisáceo, es posible darle un renovador especial que le devolverá su color original.

Madera en suelos interiores

La principal ventaja de un suelo de madera en interior es la capacidad de este material de vestir cualquier estancia con gran elegancia. Esta es una de las razones por las que se trata de un material muy valorado desde hace siglos.

Otra de las razones del éxito de la madera es su capacidad de aislamiento térmico, protegiendo con éxito a los hogares de las temperaturas exteriores. Si esto lo combinamos con los modernos sistemas de calefacción radiante, obtenemos como resultado un suelo sumamente confortable.

Además, los suelos de madera para interior tienen una gran durabilidad, puesto que el grosor de las lamas permite varios acuchillamientos para un correcto mantenimiento periódico. Hoy en día existen alternativas más baratas que el parquet tradicional que, sin necesidad de un acuchillamiento periódico, pueden durar fácilmente 20 o 30 años.

Mantenimiento de suelos de madera

El mantenimiento de los suelos de madera pareciera ser muy difícil, sin embargo, no es tan complicado como suena. Si bien es cierto que la madera requiere de algunos cuidados especiales, no es nada que vaya a generar dolores de cabeza. Para que nos lo explicaran mejor y nos resolvieran las dudas, contactamos con los especialistas de TecnoCepillo, quienes desde su experiencia nos dieron algunos consejos para el mantenimiento y protección efectiva de los suelos de madera

  • Aspira: El polvo y el pelo animal crea más rayas en tu piso de madera que los muebles grandes. Para evitar marcas en tus pisos aspira seguido. No barras, ya que no podrás quitar todo el polvo. Usa una aspiradora con base especial para pisos y no alfombras (muchas ya traen esta parte adicional), y trata de aspirar todos los días. No te olvides de mover muebles para acceder cada rincón.
  • Cuidado con el agua: Es importante no usar agua en tus pisos de madera, no la uses para limpieza regular, ni para quitar manchas individuales. Otros materiales son mejores para limpiar esta superficie. Si cae agua en tu piso por accidente, limpia con un trapo seco lo más rápido que puedas. Aunque los pisos de madera se pueden ver muy bien en cocinas, debes asegurarte que sea un piso tratado para repeler líquidos y humedad.
  • Limpieza profunda: Si aspiras seguido, no necesitas hacer limpiezas profundas más de dos o tres veces al año. Es importante no secar demasiado los pisos de madera usando químicos más seguido que eso. Te recomiendo hacer una limpieza profunda en la primavera, ya que puedes abrir las ventanas para que los pisos sequen más rápido. Utiliza limpiador especial para pisos, y sigue las instrucciones para diluirlo. Cuando estés listo para limpiar usa una esponja suave, y mójala solo un poco. El piso debe quedar casi seco después de pasar la esponja. Prende tus ventiladores si vives en un área húmeda para que los pisos sequen más rápido.
  • Cuidado con los muebles: Ten cuidado en la compra de tus muebles. Agrega fieltro en las patas para prevenir rayas. Ten cuidado con los juguetes de los niños y los zapatos también.
  • Cuida tus pisos del sol: La luz del sol fuerte puede cambiar el color de tus pisos, por lo que es importante cerrar las persianas y cortinas en las horas más calurosas del día. Si estás pensando agregar pisos de madera en tu casa, considera si es un área demasiado luminosa y soleada antes de la instalación, ya que tal vez otro tipo de piso es tu mejor opción.
  • Encerar: Hay que saber muy bien que productos aplicamos para darle mantenimiento a los pisos de madera, porque de esta forma no habrá que limpiarlo a menudo. Por otra parte, si está mal encerado a la mínima que lo lavemos y almacene un poco de humedad, la madera se resentirá.

Los suelos de madera son una opción para todos los ambientes del hogar, tanto dentro como fuera del mismo, lo importante es saber cómo protegerlos, pues de esa madera no sólo estamos protegiendo el suelo, sino la inversión que hicimos, y estamos garantizando la tranquilidad que nos genera tener un suelo que no solamente es bello y que le da elegancia a todos los espacios, sino que le da un valor importante a nuestra propiedad, en caso de que decidamos venderla.

Deja una respuesta